CÓMO IMPULSAR TUS CAMPAÑAS DE DISPLAY.

¡HOLA BRAIANEROS!

¿Cómo va el día? ¿Pasado por agua? No te preocupes porque te traemos un artículo de lo más interesante sobre las campañas display. Así que coge la manta y ponte cómodo, ¡que empezamos!

Son la mejor manera de captación de tráfico para generar ventas porque podemos segmentar, medir y adaptar a cualquier dispositivo además son aptas para cualquier forma de pago.

DISPLAYPOST

Antes de empezar debes establecer los objetivos de la campaña, para elegir las acciones que se llevarán a cabo.

Organizar las campañas por temática:

Debemos estructurarla en grupos de anuncios, cada uno de los cuales estará formado por varios anuncios, según la temática especificada. Para conseguir así que todos los elementos se orienten hacia un tema concreto.

Tenemos que saber segmentar las keywords, ya que cuanto más precisas sean y más las podamos relacionar con los anuncios, más eficaces resultaran a la lista que realicemos.

Crear los anuncios perfectos:

La principal ventaja que nos presenta este anuncio es que tenemos diferentes formatos para jugar y llamar la atención mediante anuncios atractivos e informativos. Aunque, tenemos que tener en cuenta que no todos las webs los permiten.

Excluir públicos y webs no deseadas:

Es importante saber escoger el límite de frecuencia ya que una mala utilización de retargeting, técnica basada en utilizar los displays para recuperar usuarios al proceso de compra, puede acabar en que el usuario se sienta perseguido por otras páginas. Estableciendo un límite de frecuencia podemos regular la cantidad de impactos al usuario o crear una lista donde identificar rápidamente quien se ha convertido y quién no.

Ajustar las pujas:

Mediante el presupuesto que tenemos y el tipo de campaña que queremos, debemos decidir cuál es el máximo capital que podemos invertir, el tipo de inventario que presentaremos y las páginas donde queremos tener presencia.

No olvidar la landing page:

No podemos olvidar que la landing page es tan importante como el propio anuncio, ya que sólo cuando hay correspondencia entre ellos existe una coherencia y un éxito de campaña.

Supervisar el rendimiento de los anuncios:

Si comprobamos, cada cierto tiempo, los sitios web en los qué aparecen nuestros anuncios podemos librarnos de impresiones ubicadas en webs donde no reciben ningún clic.

Utilizar retargeting:

La utilizamos para usuarios que abandonan nuestro proceso de compra y queremos que vuelvan a él. Aunque debemos contar con un límite de frecuencia para que el usuario no se sienta perseguido por nuestro anuncio.

Escuchar e interactuar:

No debemos olvidar que la opinión más importante y que tenemos que escuchar con más atención es de nuestros usuarios o clientes. Ya que no sólo aumentan la notoriedad de la marca, sino que podemos mejorar algunos puntos de nuestra campaña gracias a esa información.

¡Compártenos!